Si su última cédula amarilla con hologramas fue preparada antes del 2013, (haya sido de primera vez, duplicado o rectificación) es posible que el documento preparado en esa época no sea adecuado para generarse una réplica, cuando la fotografía de su documento no cumple con las normas ICAO y por lo tanto, es necesario tomar nuevo material y actualizarla.

Lo anterior se presenta, ya que, con la evolución de los procesos internos, el sistema es más exigente respecto a los parámetros de calidad de los datos biométricos (foto, firma y huella), de manera que si el documento anterior no los cumplía en su totalidad el sistema podría generar un rechazo en forma automático.

En consecuencia, es recomendable realizar la solicitud con preparación de material.