Atrás

El presupuesto elaborado en el año 2009 para la eventual convocatoria a alguno de los referendos en trámite en ese momento ascendía a $140.000 millones. Si en este momento tuviese que convocarse a un referendo habría que actualizar este presupuesto, no sólo teniendo en cuenta el incremento en el Índice de Precios al Consumidor, sino además en lo relacionado con los requisitos adicionales que trajo en materia de organización de jornadas democráticas la Ley 1475 de 2011 o Reforma Política, tales como la biometría y el escrutinio inmediato de mesa, entre otros.