Registraduría Nacional del Estado Civil - Registro civil de defunción de Camilo Torres Martínez, alias “Fritanga” fue expedido en 2010 en la notaría 17 de Bogotá
Organización Electoral
Registraduría Nacional del Estado Civil
República de Colombia
Escudo de Colombia
Síganos twitter face book Google+ youtube flickr blog RSS RSS
última actualización 3:17 pm diciembre 19 de 2014

Prensa

Comunicado de Prensa No. 310 de 2012

Bookmark and Share

Las notarías envían los registros civiles de defunción a la Registraduría

Registro civil de defunción de Camilo Torres Martínez, alias “Fritanga” fue expedido en 2010 en la notaría 17 de Bogotá

- El registro civil de defunción de Camilo Torres Martínez, identificado con la cédula 71.984.381, fue expedido el 3 de diciembre de 2010 en la notaría 17 de Bogotá, suscrito por Mirian Suárez Suárez.

Bogotá D.C, martes 3 de julio de 2012. Con relación a la información dada a conocer hoy, según la cual en los archivos de la Registraduría Nacional del Estado Civil aparece como fallecido el señor Camilo Torres Martínez, alias “Fritanga”, la Entidad se permite aclarar que esta información se soporta en un registro civil de defunción expedido el 3 de diciembre de 2010 en la notaría 17 de Bogotá.

De acuerdo con la información que reposa en el archivo de la Registraduría Nacional del Estado Civil, el día 3 de diciembre de 2010 fue expedido en la notaría 17 de Bogotá el Registro Civil de Defunción con indicativo serial 4125361, en el que consta que el señor Jorge Eliécer Heredia, identificado con cédula 79.543.943 de Bogotá, denunció la muerte de Camilo Torres Martínez con cédula 71.984.381. El fallecimiento presuntamente ocurrió a las 11:00 pm del 2 de diciembre de 2010 y en el registro civil de defunción se cita como soporte el certificado de defunción número 80257459-2. El registro civil de defunción aparece suscrito por Mirian Suárez Suárez.

Como procede en estos casos, la Registraduría Nacional del Estado Civil, a través de la Dirección Nacional de Identificación, expidió el 10 de diciembre de 2010 la resolución 13476, por medio de la cual se cancelaron algunas cédulas de ciudadanía por muerte de sus titulares, entre las que figura la del señor Camilo Torres Martínez.

Circular 068 de 2008 facilita la “resurrección”

Si bien los errores que conducen a cancelar por muerte la cédula de una persona viva tienen distintos orígenes, para el ciudadano afectado la solución siempre pasa por la Registraduría Nacional del Estado Civil.

Consciente de esta situación, el 11 de julio de 2008 la Dirección Nacional de Identificación expidió la Circular 068, mediante la cual se agilizó para los ciudadanos el trámite de revocatoria de cancelación de cédulas por muerte.

Antes, quien detectaba que su cédula había sido cancelada por muerte debía acudir al juez de familia e iniciar un proceso de jurisdicción voluntaria para anular el registro civil de defunción y con base en la sentencia, que podía demorarse alrededor de tres meses, la Registraduría rehabilitaba la cédula. El problema para el ciudadano, además de los costos, consistía en que para iniciar el proceso judicial o para otorgar poder necesitaba personería jurídica y por estar “muerto” muchas veces no podía iniciar el trámite, o se complicaba.

A partir de la Circular 068 de 2008, cuando una persona se da cuenta que tiene la cédula cancelada por muerte acude a cualquier Registraduría del país. El registrador toma las impresiones decadactilares y las remite a la Coordinación de Novedades, en Bogotá, en donde se cotejan las huellas con la tarjeta decadactilar con la cual se expidió la cédula por primera vez, cuando la persona alcanzó su mayoría de edad. Si se logra la plena individualización y se comprueba que el ciudadano es quien dice ser, se expide la resolución que restablece la cédula de ciudadanía. El trámite ahora toma alrededor de una semana.

Sin embargo, como el registro civil de defunción sigue vigente, la misma resolución conmina al ciudadano para que inicie el proceso administrativo o judicial orientado a cancelar su registro civil de defunción, ya que mantenerlo vigente puede traer consecuencias como el inicio de procesos sucesorales o incluso una nueva cancelación de la vigencia de la cédula si el registro civil de defunción es nuevamente remitido a la Registraduría.

Así mismo, la Circular 068 establece que el registrador respectivo debe compulsar copias a la Fiscalía General de la Nación, para que se investigue la presunta comisión de una conducta punible por parte del denunciante del fallecimiento o del funcionario registral que autorizó el registro civil de defunción impugnado. Así mismo, el registrador debe informar el caso a la Oficina de Control Interno Disciplinario, si el registro civil se tramitó en una Registraduría, o a la Superintendencia de Notariado y Registro, si se inscribió en una notaría.

Requisitos para realizar el Registro Civil de Defunción:

El artículo 1 del Decreto 1536 de 1989 establece un plazo de dos días para hacer la inscripción en el registro civil de defunción. El Artículo 69 del Código Electoral ordena a los encargados del registro civil enviar a la Registraduría Nacional del Estado Civil, por medio de los registradores, copia auténtica de los registros civiles de defunción dentro de los cinco primeros días de cada mes para cancelar las cédulas de las personas fallecidas.

El registro civil de defunción está compuesto por un original y dos copias: el original se queda en la oficina de registro, la primera copia está destinada a la Dirección Nacional de Registro Civil de la Registraduría Nacional y la segunda copia es para el usuario.

Las muertes registradas en el registro civil de defunción pueden ser por causas naturales, por muerte violenta o por presunción de muerte. El fallecimiento por causa natural es aquél que es certificado por un médico entre los dos primeros días de la muerte. En caso de que en el lugar del fallecimiento no se encuentre ningún médico, deben acudir a un inspector de policía con dos testigos que hayan presenciado el hecho y explicar por qué no se certificó la muerte en los dos días hábiles, para que de esta manera se pueda certificar el fallecimiento. La segunda muerte que se certifica es la violenta, que no tiene término de registro, es certificada por orden judicial y la autoridad encargada ordena la defunción.

La presunción de muerte es cuando una persona desaparece y sus familiares asumen que ha muerto. El único documento que deben presentar para certificar este fallecimiento es una sentencia judicial, que se profiere 2 años después de la desaparición.

En el momento de diligenciar el registro civil de defunción es importante tener en cuenta algunas especificaciones:

- En la parte superior del registro civil de defunción se encuentra el indicativo serial, que es un número asignado para efecto de control administrativo, sirve para llevar un orden y de esta manera ubicar el archivo. Este serial no sirve como número de identificación.

- Por ley, las Registradurías, Notarías, Consulados, Corregimientos o Inspecciones de Policía autorizados por la Registraduría Nacional del Estado Civil, son los encargados de registrar la defunción de una persona.

- Cada Registraduría, Notaría, Corregimiento o Inspección de Policía trabaja con un código con el cual se identifican y que le fue asignado por la Registraduría Nacional del Estado Civil.

- Al momento de diligenciar el registro civil de defunción, se deben tener en cuenta que si se realiza una enmendadura o tachón se debe anotar en la casilla que dice espacio para notas. En caso de que haya que corregir algún dato del registro civil de defunción se diligenciará uno nuevo y en esta casilla se hará la observación de que el nuevo serial reemplazará al anterior.

Recursos para periodistas:

- Registro civil de defunción de Camilo Torres Martínez, alias “Fritanga”

- Más información sobre el Registro Civil de Defunción en el siguiente enlace: http://www.registraduria.gov.co/-Re...

- Lea Revista Nuestra Huella “A la Caza de los Registros Civiles de Defunción” en: http://www.registraduria.gov.co/Edi...

Pedagogía

¿Alguien puede reclamar la cédula por mí?

Sí. En ese caso, el ciudadano deberá entregar una autorización con huella dactilar, con copia de la contraseña que se le estregó en el momento de realizar el trámite a un familiar o persona de confianza que tenga cédula amarilla con hologramas para que pueda reclamar el documento y que se encargue de hacer el envío de manera particular.

Más preguntas frecuentes en: http://www.registraduria.gov.co/-Pr...

youtube       face book       twitter      twitter      twitter      twitter RSS

Si aún no recibe la información de la Registraduría Nacional del Estado Civil en su correo electrónico, suscríbase aquí
Si no desea volver a recibir información de la Registraduría Nacional del Estado Civil haga clíc aquí

REGISTRADURÍA NACIONAL DEL ESTADO CIVIL

Avenida Calle 26 # 51-50 - CAN (Bogotá - Colombia) Conmutador: (571) 220 2880
Horario de atención al público en el CAIC de la Dirección Nacional de Identificación de lunes a viernes de 8:00 a.m. a 4:00 p.m. en jornada continua



Visitas desde el 9 de julio de 2010